Followers♥

martes, 20 de julio de 2010

Cap. 19 Silencios



***
Frustrada, enmudecí. Steph continuó con su parloteó molesto que se prolongó hasta ser un murmullo ahogado. No la oía, no podía soportar el dolor, y me mantuve inmersa  en mis pensamientos. Detestaba mentirles, y tarde o temprano, lo sabrían.
-¿Mel?.-Llamó Stephanie extrañada, seguramente había preguntado algo a lo cual los ''ajás'' no eran respuesta.
-Lo siento..¿Qué?.-Dije abstraída.
-Olvídalo, ¿Pasa algo?.-Preguntó.
-No, nada.-Mentí.
-Bueno, te pasare a Jason, Mel.-Dudó.-Llamaremos mañana por tu cumpleaños.-
-Ok...-Me limité a responder. Jason habló mas pausado que Stephanie, quizás un poco menos nervioso, me hizo preguntas inquietantes sobre mi regreso, y volví a sentir ese cargo de consciencia al tener que mentir con tanta frialdad. 
 Mi crudo destino era así, mentiras y conjeturas.
Colgué el teléfono después de un súbito ''te amo'' de Jason. Al cual mi respuesta fue un simple susurró apagado. Estaba demasiado cansada,  demasiado harta de todo lo que sucedía, terminé por dormirme en los fríos asientos de cuero negro y me recosté contra mi mochila, dejando que Maggie se quedará con el suéter.
***
Corría por un pasillo desolado, lúgubre, el cual se iluminaba al final por una distante luz mortecina y amarillenta. Seguía corriendo sin embargo, no llegaba jamás al pequeño destello de luz, que según yo, me salvaría.
Con el corazón desenfrenado, continuaba corriendo sin descanso, puesto que sabía que por alguna razón, moriría si no lo hacía.
Tenía mucho tiempo en que el pasillo no cambiaba, sin embargo de pronto fueron apareciendo hileras de puertas y puertas que intenté abrir, más todas estaban cerradas. Las puertas se abrieron de golpe y fueron saliendo toda clase de personas, y todas me indicaban que la luz, era el peor sitio a donde podía llegar, sin embargo seguí corriendo. Todos estaban ataviados con curiosas ropas, de otro siglo. 
Calculé que del siglo XVI, pero no estuve segura, solo me concentré en seguir corriendo. Y no me cansaba...¿Porqué?. Me detuve, en seco. Y vi como la luz se acercaba, y una sensación curiosa me embargó. Era una felicidad extrema, que me cegaba por completo y me hacía flotar en las nebulosas. Pero pronto la sensación se esfumó, y dio lugar al miedo e inseguridad. La luz vino a cegarme y de pronto, el suelo comenzó a desquebrajarse, ahora todo estaba oscuro, las luces cayeron prendiendo fuego a cada recondita esquina del lugar y dar lugar a una luz mucho mayor, todo empezó a caer...Y yo junto a ello. 
Grité.
De pronto abrí los ojos y descubrí que me había dormido, que todo había sido un mal sueño...Lo había sido...¿Cierto?. No descubrí ningún indicio de que hubiese habido un incendio, ni que el suelo se hubiese desquebrajado, ni nada. Me quité el pegajoso sudor frío con la mano que me había acompañado en mi pesadilla nocturna.
¿Qué hacía allí? Seguramente había llegado hacían varias horas al internado...Si, ahora lo recordaba, yo había llegado hacía ya mucho tiempo.
Pero me había dormido en seguida. Recordé cuando hice bajar mis valijas y cuando conocí a la directora Katherine Lockwood. 
El cuarto no me había llamado especial atención hasta ahora, pero me tomé la tarea de ver sus detalles. Era hasta lindo. Tenía las paredes revestida de colores vivos y coloridos, un televisor de tamaño normal, y era muy iluminado. 
La verdad no me desagradaba, aunque no fuese nada en comparación con los que antes había tenido. Tanteé la cama en busca de Maggie... ¿Y Maggie? Me alarmé. La encontré al pie del edredón púrpura, echa un ovillo, y durmiendo plácidamente. 
Me incorporé con dificultad para no pisarla, y fui a inspeccionar la alcoba. 
Era medianamente grande, con un baño aseado y completamente blanco, y un armario bastante grande como para que cupiera mi ropa. Aunque me temía que el tiempo indefinido que pasaría allí, incluyera un verano, y yo no tenía ropa de calor...Ya que me había sido anunciado precipitadamente y no pude preparar más que  lo que ya tenía, aunque francamente no creí que un internado en Inglaterra pudiese ser demasiado caluroso... Pero no lo sabía.
Me senté en la cama, y me eché a llorar. Años antes mi hermano siempre me había dicho, que cuando quisiera llorar y estar triste, buscara las miles de razones por las que podría sonreír y ser feliz, y me reí de la ironía del asunto, pues el había sido de mis penas mas grandes, y ahora toda esa infelicidad, y mi testarudez de no buscar una razón para sonreír, hacían repercusión en mi presente. 
Me concentré en olvidar, en olvidarme completamente de todo, y sobretodo de Newark, New Jersey, el sitio donde me habían olvidado y de donde no valía la pena nada para recordar...Solo un par de cosas. 
Olvidaría a mis padres como ellos me había olvidado a mí en el triste internado de Bromley
Me olvidaría de ellos como se olvidaron de mi. Solo recordaría de vez en cuando a Jason y a Stephanie, a Josh y Madison...
Con esta resolución me dispuse a darme un baño de agua caliente, y a lavar mi enmarañado cabello, el cual no se decidía entre ser rulado o liso...
Con muchísima paciencia lo sequé hasta que estuvo completamente liso a causa del secador que por fortuna había traído. 
Observé mi trabajo y con un dolor terrible musité para mi misma:
-Feliz cumpleaños, Melanie.-Dije pronunciado las palabras con dureza, hasta no poder evitar soportar más y dejar correr una lágrima.
Salí de la habitación por que y estaba hambrienta. El pasillo de mi habitación era una especie de ventana de vidrio gigante, por donde divisaba los árboles nevados, las flores escarchadas y el lago congelado. 
Crucé el pasillo, baje cientos de escaleras alfombradas, y llegué al comedor que nunca había visto. 
Tenía una lámpara idéntica a la de la entrada de la mansión AstonVille de Meredith, de lagrimas de cristal con apariencia líquida. 
No estaba segura de la hora, pero a juzgar por el vacío, debía de ser muy tarde. 
-Lawrence, por favor.-Dijo la directora Katherine Lockwood a mis espaldas.
-¿Perdón?.-Musité.
-Haz dormido demasiado niña, tus clases comenzaron hace mucho, mañana deberás levantarte temprano, puesto que debes empezar con la jornada de clases, hoy serás levantada de castigo, pero no debes faltar. Ven, Victoria te dará algo de comer.- Acto seguido la imponente y majestuosamente rígida mujer, me llevó al área impecable de la cocina. Habló con la cocinera quien me dio un plato de huevos, tocinetas y salchichas para desayudar que se veían realmente apetecibles.
Comí y seguí a Katherine a su oficina donde me dio horarios de clase y una cantidad inusitada de cuadernos y libros de instituto. 
Por suerte no tendría que ir uniformada. Me indicó que habían clases extras donde podías ganar puntos como cocina, artes y deportes en general, le dí las gracias y salí. 
Tendría que asistir de todas formas a la segunda jornada de clases así que no me tomé en serio lo de ''mañana''.  Estaba asustada, todo era demasiado grande, y yo demasiado pequeña...Hice mi mejor esfuerzo para no pensar que tal día como aquel, cumplía los 17 años que tanto había añorado y más sola que nunca en ese internado.

*** 
POV- Jason

Estaba demasiado triste por la ida de Melanie. Ella era demasiado perfecta para mí, y era diferente. No era una Natalie, no...Ella era solo Melanie y la quería de esa forma.
Pero al menos tenía la esperanza de que volvería a verla en un par de días, o quizás una semana...
Pero no podía saberlo, no se le daba bien mentir, eso lo sabía, y cuando Stephanie y yo llamamos por teléfono se mostraba demasiado ansiosa y nerviosa como para estar ''bien''.
Caminaba por los pasillos de la escuela, poblados de estudiantes, caminaba por el campus de la escuela, por la sombra de los árboles descuidados, por el césped recién cortado, y todo me recordaba a algún momento que hubiese pasado con ella.
Mi madre y mi hermano no tenían que ser adivinos para darse cuenta de que realmente la extrañaba; o aún más, la necesitaba.
La escuela era mas solitaria, aunque hubiesen entrado mas alumnos al curso; y las prácticas de fútbol eran monótonas y vacías. Todo carecía de importancia.
 Dejar a mi mente dar rienda suelta a pensamientos discordantes, hacían que realmente dudara de Melanie y su bienestar. Sabía que me mentía, estaba seguro de ello; y se suponía  que volvería ayer...
Hoy era su cumpleaños y desde que la conocí soñaba con poder estar con ella ese día. No sería así...Incluso le tenía un regalo, quizás no el mejor que le darían, pero era la intención. Le había hecho con mis propias manos un dije de madera tallada en forma de corazón, sé que es cursi, demasiado tomando en cuenta el personaje, y quizás anticuado; pero era algo que yo había hecho y se lo quería dar.
A la hora del almuerzo Natalie me detuvo en la entrada de la cafetería.


-¿Melanie te abandono?.-Dijo con crueldad.
-Ella no me abandonó.-Repliqué conteniendo mis impulsos de dejarla hablando sola.
-¿Y porqué no ha vuelto contigo?.-Siguió de forma venenosa. 
-Porqué está en Londres.-Dije.-Pero vuelve en unos días.-
-¡Oh vaya! ¿Y cuántos crees que son?.-Continuó.
-Un par de días.-Conteste impaciente.
-¿Un par de días? ¡Oh!¡Cuánto lamento que te haya mentido!.-Dijo cruel.
-¿A que...te refieres?.-Murmuré.
-A que Amy me dejó muy claro, que Melanie estaría en ese internado por lo menos un año.-Dijo riendo con malicia.- ¡Y por mí que allí se quedé!¡Amo a sus padres! Además, me estoy divirtiendo maravillosamente yendo a su casa y hurgando en su horrible cuarto.-Dijo con una sonrisa satisfecha y malvada.
-¡Eso es mentira! Ella nunca...Ella nunca me mentiría.-Dije dolido, y a la vez tratando de convencerme a mi mismo de ello.-
-¡Oh claro que lo haría!.-Rió.
-No...Eso es...Imposible.-Dije con un nudo en la garganta.
-Con que es imposible...¿Te atreverías a ir a su casa y preguntarle a sus padres?.-Me retó.
-Confío en ella...-Dije ya desmoralizado.
-Vamos, sabes que quieres hacerlo.-Dijo tentándome. 
-No iré a casa de Melanie, por que sé que no me mentiría...No con eso.-Dije atormentado por la duda.
-¿Y qué tiene de malo?.-Dijo con la certeza de que tarde o temprano caería en su sucio juego de arruinar a Malanie.
-¿Qué puede tener de bueno algo en el que estés involucrada?.-Respondí con rudeza.
-Sólo te trato de ayudar.-Dijo con tranquilidad.
-¿Desde cuándo?.-Dije entornando los ojos.
-Desde que Melanie llegó aquí y me propusé arruinarla.-Respondió mientras una sonrisa maquiavélica curvaba sus labios.
-Nunca entendí eso.-Dije contrariado.
-Solo quiero quitarla de tú camino.-Rió juguetona, como un bebé, una risa  cálida y melodiosa. Me estremecí por lo sombrío de su mirada.
-¿Porqué?¿Tanto te gusto?.-Me burlé.
-No es por ti. Es por lo que ella me quitó.-Dijo con un desprecio que helaba las venas.
-¿Solo por eso?.-Dije sorprendido.
-Eso y qué...Es terriblemente molesta.-
-Yo...-
-Te esperó a las cinco Jason.-Dijo yéndose. Con sus andares felinos y despampanantes, recorrió el pasillo dejándome perplejo. 
No podía creer lo que había dicho sembrando en mi la huella de la incertidumbre. Me volvía loco pensar en ello, y no podía evitar verme inclinado a hacer una visita a los quisquillosos padres de Melanie.
¿Qué podría hacer?.




***
16 SEGUIDORES DESDE LA ÚLTIMA ENTRAADAAAA
WAAAAA-----> :DDDDD
Súper SÚPER feliz!! sobre como avanza el blog:'D y pues no solo eso si no que llegamos a 102 visitas diarias cosa que representa un genialísimo progreso :'D
la verdad gracias  a todas ustedes de verdad no sería lo mismo!!!!!!!! 
Las quiere
AnaLu
porfa, como llegamos a las 103 seguidoras, podrían haber 10 comentarios??
sería muy importante!!!
PD. vota por mi en http://jonasbrothersmyworld.blogspot.com/ GRACIAS :D



12 comentarios:

zombiie dijo...

Oh no puede ser.. apenas hoy empece a leer todo y m encanto haha
ez genial :D

Belle Salmon marie dijo...

Wow !!
Felicitaciones por tus 104 seguidores !!!!
Me encanto el capitulo , estuvo muy genial.
Me cae tan mal esa Natalie !!
><
Publica pronto
te quiero mucho
Me llevo tu boton ,¿Afilas ?
Byee

XoXo
Rosebelle
htp://llevandomealcielo.blogspot.com

*[viki]* dijo...

un placer comentar en esta entrada!
ya esta en camino el proximo cap! jjeje

espero el tuyoo!
me encanta tu historiaa!
me encantaa!!

gracias por escribirr!
besoos!

Shadow of the dark dijo...

Hola!
Por fín me puse al día con tu historia :)
Me encanta, aunque yo prefería a Josh... Pero Mel y Jason hacen una linda pareja. Pero ahora que están separados¿ Cómo se lo harán?
Ya quiero leer el siguiente capítulo!
Shadow

melissa dijo...

aagg..!!odio q mi madre ,me kite el internet

pero buenoo aaaa pobre melanie ha q estres ..!! maldita prima y su amigaaa aaaag..!! es ta estresanteee

aaaaaaaaaaaaaaaaaa encrio q jason lo amo hay sii jajajaj
me encanto nna publik prontisiisismoo perdon por atrasarme en poner el comentario

Xcaret dijo...

Ahhhh nooooo, como odio a Natalie, la detesto XD, no es podible que Jason la haya escuchado D: publica pronto, cuidaate, besos, adios.

pasate por mi nuevo blog:

http://sololagrimascaidas.blogspot.com

Xcaret dijo...

aaaaa y felicidades por tu 105 seguidores, ya son mas!!! :D

micaela dijo...

FELICIDADES por los ya ahora 105 seguidores cuando yo me hice seguidora solo eran 68 es increible
asi que te felicito...
el cap estuvo genial super dramatico ahh pobre jason sufre por amor y mel con lo de su hermano subi pronto bye

Ana Lu♥ dijo...

gracias :D a todas por su apoyo y es que ya somos un monton xD jajaaj si la verdad es un drama :D espero que sigan leyendo siempre se les quiere muchisimo!!

zacefronera dijo...

Solo queria decirte que me encanta tu historia...Me he leido todos los capitulos que has escrito en un solo dia!
Sigue asi ^^

Elvira De Oliveira dijo...

-amo, amo, amo tu historia... creo que solo llevo 3 horas aqui en la compu, pero me traslade totalmente a donde estaba cada personaje!!! necesito saber mas!

bezoz.

Karla Isabel dijo...

wow ya lei absolutamente todos los capitulos, incluso 2 veces, estoy esperando qque publiques el proximo cap porque estoy hipnotizada con la historia hehe